Trasplantes de pelo que cambian la vida

Todos hemos escuchado en los últimos tiempos historias de famosos que se han realizado implantes de cabello. Algunos lo reconocen abiertamente y otros, simplemente, no hablan sobre ello pero no hay más que verlos para darse cuenta de que algo han hecho. Si no lo crees busca unas fotos de hace un año de cualquiera de los deportistas de los que tanto se habla y mira como quedan estar personas tras un trasplante de pelo. La diferencia es más que evidente.

Lo único raro de todo esto es que no haya más personas conocidas que recurran a este tipo de implantes, porque ahora sí merecen la pena. Por un lado, el pelo tiene el mismo aspecto que el nuestro natural, lejos de aquellos pelos que parecían de plástico. Pero, además, estos implantes son permanentes. El cabello implantado no se va a caer nunca.

Seguridad en uno mismo y autoestima

Dejar atrás las entradas o directamente la calva, es algo que hace ganar mucha seguridad a algunos hombres. Las entradas hacen que se perciban como mayores incluso si son bastante jóvenes y esto hace que pierdan autoestima.

Cuando alguien no está seguro de su propia imagen lo transmite a las personas con las que se relaciona y va a perder atractivo ante ellas. Incluso puede que acuda a entrevistas de trabajo sintiéndose menos convencido y, por tanto, con menos posibilidades de salir con éxito.

Si uno está pensando que no es suficientemente atractivo para gustarle a una chica o que no tiene la imagen adecuado para un trabajo, ¿cómo pretende que la otra persona piense que sí tiene ese atractivo o esa buena imagen?

Antes de convencer a nadie más es necesario convencernos a nosotros mismos y, para eso, a veces es necesario dar un cambio radical. Los implantes de pelo son la mejor solución para este problema porque lo eliminan de raíz.

El pelo es todavía más importante para las mujeres

Y si para la autoestima de un hombre el pelo es importante, para la de una mujer lo es todavía más. El pelo es todo un signo de feminidad y también es un complemento más de moda. Las mujeres juegan con su pelo para verse más modernas, más seductoras y más femeninas.

Una mujer con alopecia es más señalada que un hombre y suele escuchar comentarios bastante más crueles, aunque sean con la excusa de tener buena intención. Por eso, para ellas, es todavía más importante buscar una solución a su problema y ponerse en manos profesionales.