Labio leporino, causas y tratamiento

Se puede decir que el labio leporino es un problema bastante común, ya que afecta aproximadamente a uno de cada quinientos bebés. Se conoce también por el hombre de labio hendido y puede ir acompañado del paladar hendido, lo cual agrava el problema.

Aunque puede resultar un poco impactante al verlo, lo cierto es que su causa es bastante sencilla. Se trata de una mala unión entre las diferentes partes y huesecillos que forman la cara y que se supone que se van soldando a lo largo del desarrollo del feto.

Las causas de esta mala unión no se conocen a ciencia cierta aunque se cree que pueden existir factores genéticos y también medioambientales.

¿Qué secuelas causa el labio leporino?

 

A pesar de que el bebé que nace con el labio leporino tiene un aspecto diferente, hay que tener en cuenta que es totalmente normal. Pero a lo largo de su desarrollo, si no se corrige el problema el niño puede acabar sufriendoproblemas para hablar correctamente, para comer o incluso problemas auditivos.

Pero sin duda alguna, la peor de las secuelas es la psicológica, ya que muchas veces sufren el rechazo de otras personas, incluso de sus propios familiares, debido a su aspecto. Al comenzar en el colegio pueden ser objeto de muchas burlas y todo esto es bastante más doloroso que el problema en sí mismo.

¿Puede corregirse el labio leporino?

 

Hoy, el tratamiento de labio leporinoha avanzado mucho tanto en lo que se refiere a corregir las hendiduras en el paladar, las encías y el labio como para arreglar el aspecto físico de la persona y conseguir un desarrollo totalmente normal.

Es importante que se actúe cuanto antes para que el niño no sufra el problema psicológico, pero tampoco sufra otros problemas para hablar y para relacionarse. Aunque puede parecer arriesgado operar a un niño pequeño, lo cierto es que se recuperan bastante más rápido que un adulto y además, se evitarán tener que volver a aprender a hablar correctamente.

Cada caso es diferente y debe de ser analizado de manera individual, por lo que se recomienda a los padres de niños con este problema que acudan a una clínica especializadaen cirugía del labio leporino y del paladar hendido para que les expliquen las diferentes opciones que tienen, cómo sería la intervención y qué pueden esperar de la misma de cara al futuro del niño.