Cuando cambiar la correa de distribucion

Cuando tienes un coche, es indispensable tener en cuenta que, existen algunas reparaciones que son básicas y que no se pueden eludir bajo ninguna circunstancia, como la correa de distribución. Si necesitas repuestos para tu coche, la mejor opción será optar por un desguace en malaga, porque así podrás disfrutar siempre de los mayores beneficios.

Sin embargo, debes tener en consideración que, no todos los conductores saben cuándo es el momento ideal para hacer el cambio de la correa de distribución. Para ello te he preparado este post, para que puedas saber exactamente cuándo es el momento ideal para hacer el cambio.

Momentos para hacer el cambio de la correa de distribución

Debes tener en cuenta que no puedes ir por las vías con una correa de distribución en mal estado. Por este motivo, debes asegurarte de tener en cuenta los siguientes momentos básicos:

Kilometraje

El kilometraje siempre será básico cuando hablamos de hacer el cambio de la correa de distribución. Especialmente porque esta tiene una durabilidad de 100.000 kilómetros, motivo por el cual debes tener siempre presente este kilometraje para hacer el cambio de forma rápida.

En caso de que sigas conduciendo con la correa de distribución en ese estado, esta podría romperse. Esto causaría graves averías a tu motor, haciendo que la reparación resulte mucho más costosa.

Deterioro por fugas

Las fugas en el motor suelen ser algo básico a tener en cuenta, y que se debe reparar de manera inmediata. Especialmente porque las fugas pueden llegar a causar daños en la correa de distribución, lo que hará que se necesite un cambio de forma prematura.

En todo caso, es importante tener en consideración que lo primero que debes hacer es detectar y sellar completamente las fugas. Cuando estén selladas será el momento de analizar cuál es el estado de la correa de distribución, y así podrás saber si es necesario cambiarla.

Pérdida de la tensión

La pérdida de la tensión es otro motivo que hará que tengas que cambiar la correa de distribución. En todo caso, no puedes conducir con una correa de distribución que haya perdido su tensión, porque simplemente tu coche no se moverá.

Si sucede esto cuando se está haciendo otra reparación en el motor, será el momento de que hagas el cambio prematuro de la correa de distribución. Esto debido a que al ser una pieza tan delicada en tu motor, esta no podrá recuperar nuevamente su tensión.