Consejos para el cambio de un neumatico

En un coche los neumáticos deben estar en buen estado para que se pueda tener siempre un buen agarre al pavimento. También será bueno que tu coche esté en perfecto estado y para ello los mejores repuestos los encontrarás en www.desguacesperezoso.com, todos certificados por mecánicos expertos.

En cualquier momento se te puede pinchar un neumático, y esto hará que tengas que saber cómo cambiarlo para asegurarte de poder continuar con tu camino. Por este motivo, me he dado a la tarea de prepararte este post, con la finalidad de que puedas saber cómo cambiarlo de forma rápida.

¿Cómo se cambia un neumático?

Es muy importante tener en cuenta que, el cambio de los neumáticos es un procedimiento realmente sencillo siempre que se sigan los siguientes consejos:

Aparca bien el coche

Este es un punto básico a tener en cuenta, en especial porque así podrás tener una mayor seguridad en todo momento a la hora de cambiar tu neumático. Lo mejor es aparcar el coche junto a la vía en un lugar plano para evitar cualquier tipo de accidente.

En todo caso, debes utilizar elementos de seguridad como el triángulo o las luces de emergencia para alertar a otros conductores que estás allí. También se recomienda el uso de chaleco reflectivo.

Quita el neumático pinchado

Es importante antes de quitar el neumático pinchado, comiences por aflojar levemente las tuercas del mismo. Después debes subir el coche en el gato hasta que el neumático ya no esté tocando el suelo, lo que permitirá hacer el cambio de una forma sencilla.

En todo caso, simplemente retira las tuercas de tu neumático y bájalo de su posición para colocarlo debajo del coche junto al gato. De esta forma evitarás accidentes en caso de alguna falla en el gato que pueda hacer que tu coche se caiga.

Coloca el neumático de repuesto

Será el momento de ir por el neumático de repuesto del coche para colocarlo en su lugar, y fijarlo con las tuercas. En todo caso, debes apretarlo lo más que puedas para que este quede completamente fijado y no se vaya a caer cuando se baje el coche del gato.

Procede a quitar el neumático que estaba debajo del coche, y baja el coche del gato hasta que quede completamente en el suelo. Cuando esté en el suelo, será el momento para apretar nuevamente las tuercas, para asegurarte de que no se soltará el neumático cuando estés conduciendo.