Como puedes cambiar un neumatico pinchado

Debes tener en cuenta que los neumáticos son fundamentales para desplazarte en tu coche, y en cualquier momento puedes necesitar hacer un cambio. Si estás buscando los neumáticos más baratos, te recomiendo visitar la web del taller Aurgi, porque allí encontrarás los mejores precios para tus neumáticos.

Sin embargo, si no sabes cambiar un neumático no tienes que preocuparte en absoluto porque el día de hoy te diré cómo hacerlo. Así que sigue leyendo para tener todos los consejos que te resultarán útiles para que cambies tu rueda pinchada de una forma sencilla.

Pasos para cambiar un neumático pinchado

Es vital tener en consideración que el cambio de un neumático pinchado es algo realmente sencillo, siempre que sigas los siguientes pasos básicos:

Aparca el coche en un lugar seguro

Es indispensable que el coche esté aparcado en un lugar seguro para que puedas tener los resultados deseados. Si es posible, lo mejor es sacar el coche de las vías, y así evitarás que se tenga cualquier tipo de accidente con otros conductores.

También debes asegurarte de colocar elementos que alerten sobre tu presencia a otros conductores como el triángulo y las luces de emergencia. Es muy recomendable utilizar el chaleco reflectivo, en especial si es de noche porque así los otros conductores te verán más fácilmente.

Baja la rueda pinchada

Para bajar la rueda pinchada, debes asegurarte de aflojar previamente las tuercas de los neumáticos, y así será más sencillo bajar los neumáticos. Cuando hagas esto, será el momento de subir el coche en el gato para comenzar con el proceso.

Cuando el coche esté elevado, será el momento de retirar las tuercas y bajar el neumático pinchado. Una vez que lo bajes, debes colocarlo debajo del coche junto al gato para que puedas evitar cualquier accidente en caso de que el gato llegue a fallar.

Instala el neumático de repuesto

Es el momento de instalar el neumático de repuesto colocándolo en su lugar y fijándolo con las tuercas. Debes asegurarte de que pueda sostenerse por sí mismo, porque de lo contrario tendrás accidentes cuando bajes el coche del gato.

El paso siguiente será quitar el neumático que está debajo del coche, y bajarlo del gato asegurándote de que el neumático esté bien colocado. También debes asegurarte de apretar nuevamente las tuercas fuertemente cuando el coche ya esté en el suelo, porque de esta forma evitarás cualquier accidente si las tuercas quedan flojas.